Discapacidad Auditiva: “Un lenguaje Distinto”

!LENGUA DE SEÑAS!
Discapacidad auditiva es un término amplio que se utiliza para referirse a todos los tipos de
pérdida auditiva. Se refiere a la falta o disminución en la capacidad para oír claramente debido
a un problema en algún lugar del aparato auditivo.

La pérdida de la audición puede fluctuar desde la más superficial hasta la más profunda, a la
cual comúnmente se le llama sordera.

En las personas que poseen algun grado de dificulad auditiva podría, evidenciarse un escaso desarrollo de lenguaje oral, debido a que la persona nacida sorda no tiene disponible su aparato auditivo, esencial para el desarrollo natural y espontáneo del lenguaje oral. Las personas sordas tienen a su disposición la vía visual, por este motivo su lengua natural es visual gestual como la lengua de señas y no la auditiva verbal,como el lenguaje oral.

Las causas que originan la discapacidad auditiva pueden ser:

  • Geneticas: Se pueden trasmitir de padres a hijos. En el caso del área auditiva, este aspecto es el más frecuente y poco previsible.
  • Congenitas: Se refiere a las características o rasgos con los que nace un individuo y que
    no dependen sólo de factores hereditarios, sino que son adquiridos durante la gestación,
    por ejemplo las infecciones virales del embrión, destacando la rubéola materna. Las
    campañas de vacunación han logrado disminuir estos casos. Destacan también la ingesta
    de medicamentos durante el embarazo y la asfixia al nacer.
  • Adquiridas: Son las ocasionadas por algún accidente o enfermedad después del nacimiento. Destaca la meningitis meningocócica y la otitis crónica. También la hiperbilirrubinemia del recién nacido y las enfermedades de tipo infeccioso. Otra causa adquirida es la que afecta especialmente a los trabajadores expuestos a ruidos de tipo industrial.

Las pérdidas auditivas o hipoacusias se pueden clasificar según el grado en que se ve
afectada la recepción de los sonidos y la ubicación de la lesión que
la ocasiona.
En este sentido, se pueden identificar distintos niveles
de pérdida, los que se miden en una unidad llamada
decibel:

* Hipoacusia leve (20-40 dB.)
* Hipocausia moderada (40-70 dB.)
* Hipoacusia severa (70-90 dB.)
* Sordera (+ 90 dB.)
* Clasificación BIAP (Bureau International
d’Audiophonologie).

Las características de la pérdida tienen las siguientes variaciones:
- Debilidad auditiva superficial: Implica pérdida de algunos
sonidos, pero no tan profunda como para que afecte la
mayoría de los usos de la audición.
– Debilidad auditiva media: Bastantes sonidos no son escuchados y afectan lo que la
persona comprende de los sonidos ambientales, incluyendo algunos sonidos del lenguaje.
– Pérdida bilateral significativa: Una pérdida auditiva en ambos oídos; el oído con mejor
audición tiene dificultades para escuchar y comprender el lenguaje. En ocasiones, aunque
se escuche la voz humana, no se discrimina lo que se dice.
– Pérdida auditiva severa: Muchos sonidos no son escuchados, incluyendo la mayoría de
los sonidos del lenguaje. No se discriminan las palabras.
– Pérdida profunda: La mayoría de los sonidos no son escuchados.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: